image

Cómo preparar tu casa para la llegada de un nuevo bebé

Portada 09 de Mayo del 2019

Uno de los primeros retos tras la noticia de un embarazo, es preparar el espacio donde dormirá el futuro bebé de la familia.

Por: Latina redacción

La llegada de un nuevo bebé a la familia es un acontecimiento de gran importancia, pues implica que la rutina en el hogar y las prioridades van a cambiar. Cuando se trata del primer niño o niña de la casa, el reto puede ser aún mayor, ya que el estilo de vida de los futuros padres primerizos dará un giro de 180 grados y ahora deberán compartir morada con el nuevo integrante de su familia.


Para el arquitecto Jaime Coronel, especialista en construcción de Eternit, “Una de las principales preocupaciones de los padres gira en torno al espacio donde dormirá el bebé y muchas veces esto podría ser un gran dolor de cabeza para ellos. Sin embargo, existen algunas alternativas que responden a sus necesidades. Por ejemplo, las construcciones con Drywall son seguras, económicas, modificables y no se invierte mucho tiempo en el proceso. Es decir, si la familia crece más, se pueden hacer otros cambios sin poner en riesgo la estructura de la edificación, asimismo, es importante decidir lo más conveniente para los integrantes, dividir un ambiente o ampliar un espacio de la casa, pues con planificación e ingenio se puede diseñar el cuarto ideal para el bebé en camino”.


Por ello, en marco a la celebración del “Día de la Madre”, el arquitecto Coronel, de Eternit, brinda cuatro recomendaciones para preparar tu casa para la llegada del nuevo bebé.

 

 

1.    Amplía tu casa.- Si tu vivienda es pequeña pero dispones de áreas que no usas, como patios, techos u otros ambientes, puedes hacer ampliaciones con Drywall, que es un sistema que te permite crear ambientes aislados y con excelentes acabados e incluso se pueden construir nuevos niveles. Asimismo, asegúrate que la habitación del nuevo integrante esté muy cerca a la tuya, así puedes estar pendiente de tu niño o niña.

 

2.    Crea divisiones.- Si prefieres compartir habitación con tu bebé los primeros meses, puedes crear divisiones temporales o usar elementos decorativos como biombos, estanterías con plantas, cortinas, puertas corredizas o paredes en drywall que te permitan crear la ilusión de ambientes independientes, aunque en realidad todo forme parte del mismo espacio. 

 

3.    Usa muebles multifuncionales.- Si queremos aprovechar al máximo los espacios de nuestra vivienda, podemos incluir muebles que además de decorar, cumplan alguna función. De este modo evitamos recargar la habitación con objetos y logramos un diseño armonioso, además, es importante que prioricemos la calidad, así no perderán valor cuando el bebé crezca y podremos seguir utilizándolo. No es necesario hacer grandes inversiones, actualmente existen muchas tiendas de decoración y por departamento que ofrecen opciones, incluso con imaginación y creatividad lograrás cambios que resulten muy interesantes, por ejemplo, puedes utilizar un baúl de segunda mano para almacenar tus cosas y, al mismo tiempo, utilizarlo como asiento. 

 

4.    Pinta e ilumina la habitación de forma adecuada.- Con buena iluminación y colores de paredes adecuados, podemos dar la sensación de amplitud en la habitación. Los colores más pálidos ayudan a maximizar el efecto de la luz natural dando la sensación de un ambiente despejado y fresco. Recuerda que el tono de las luces define también el espacio, si utilizamos colores cálidos tendremos un ambiente más acogedor, mientras que los tonos fríos nos dan la sensación de frescura.

 

 

Lo nuevo

Lo más visto

Destacados