San Miguel: Una casa al borde del colapso por construcción de dos edificios

Doña Ana está sumergida en la desesperación y teme que un terremoto destruya su casa por completo.


“Yo soy una víctima de toda esta situación, desde que han venido las constructoras, mi casa que estaba bien hecha, se ha rajado, se ha malogrado” 

Ana Vidalón, es una propietaria que vive en San Miguel que reclama a los dueños de la constructora a reparar los supuestos  daños causados por la empresa. Por su lado la Constructora se niega a ser los responsables de las grietas y fisuras reflejadas en la vivienda de Doña Ana.

Sin duda una lucha de nunca acabar que tiene a la propietaria afectada al borde del colapso.

“Mi casa se está desplomando por culpa de estas constructoras y la municipalidad de San Miguel que otorga licencias tanto de demolición como de edificación sin tener en cuenta la propiedad privada, la integridad física de las personas.”

Doña Ana Vidalón, es contadora y profesora de francés y la casa que tanto defiende y exclama que se hagan los reparos necesarios es la de su madre.

¿Qué sucedió?

En el 2013 según Ana la construcción de estos departamentos le dejó grietas en sus paredes pero su pesadilla empeoró hace un año cuando la constructora Petresonuc, empezó a construir este otro edificio y esta fue la razón donde se habrian acentuado varias grietas alrededor de su casa.

Mire esto, esto es una grieta por las vibraciones las puertas ya no se pueden cerrar. Son 4 puertas que no se pueden cerrar. Hace una semana la pared esta húmeda, y yo ni cañería tengo.

Según la propietaria afectada el objetivo de la constructora es comparar la casa o hacer una edificación.

“El ingeniero Blanco, quiere hacer un edificio y me dijo usted puede obtener dos departamentos”

“ Pero yo no quiero, no es cuando ellos quieren, es cuando yo lo decida. La habitación de la casa que tengo cuenta con paredes llenas de fisuradas o están agrietadas. Además la bulla de la construcción, hizo que interrumpa mis clases virtuales de francés que dictaba.”

“Este es mi dormitorio y hay una rajadura bien grande y bueno hay que repararlo. La casa está que se cae a pedazos.”

“Las grietas o fisuras como ellos los llaman no estaban así, se ha acrecentado  con los golpes que ellos dan”

Nos cuenta que está muy preocupada porque la obra no habria respetado la distancia mínima entre viviendas y tiene miedo que ante un eventual sismo su casa sea derribada por el edificio.

“No hay ni cuatro centímetros, están en falta,  de ahí viene el terremoto ya que estamos en épocas de sismos y me destruyen más mi casa”

En el mes de septiembre la municipalidad de San Miguel paralizó la obra en donde Doña Ana, pensó que por fin la constructora repararía los daños que según ella habrían causado pero hace dos semanas nuevamente continuaron las obras con normalidad sin reparar algun daño causado.

Pero ¿Qué dicen los responsables de la obra?

La señora Vidalónya le ha consultado a uno de los ingenieros sobre lo sucedido, de ¿cuándo van a reparar la casa? me salen con la respuesta: “Cuando terminemos la obra”

Según el peritaje realizado por el Colegio de Ingenieros del Perú, consideran increiblemente que la vivienda tiene daños menos o ligeros que no afectan la estructura principal, además dictaminan que la mayoria de fisuras y grietas ya existian en la vivienda y que por los trabajos de demolicion la rajadura se ha pronunciado en algunas zonas. Eso es lo que puede haber causado que la puerta del tragaluz se haya descolgado.

También recomiendan también limpiar y pintar los derrames de concreto y aseguran que la junta sísmica tiene de 4 a 5 centímetros. Por otro lado cubrirán con concreto la cara externa del muro colindante, donde se encuentra el acero de refuerzo a la vista. 

Eduardo Scarpati – Administrador de la obra 

“Antes de construir y de comprar esta propiedad hicimos un documento con la señora y fotos de su propiedad en las cuales aparecen las fisuras que tienen hoy en día por un daño de una obra de lado. Entonces acá está todo notificado. Despues de eso la señora se fue a quejar, en donde vino la municipalidad y constató todos los documentos, dice que nosotros no hemos hecho ningún daño.”

Como la señora sigue solicitando lo mismo, la Municipalidad pide al Colegio de Ingenieros que haga un peritaje, viene el Colegio de Ingenieros y también opina que nosotros no le hemos hecho daño y ya los daños eran pre existentes.

¿Qué pide Doña Ana?

Lo cierto es que aquí los daños saltan a la vista y esta mujer vive sus días atemorizada y sintiéndose insegura dentro de su propia casa. Ruega y pide ayuda para encontrar una solución y no perder esta propiedad que tanto esfuerzo le costó construir a su madre.

4 Noviembre 2022

Actualizado el : 4 Noviembre 22 | 3:45 pm

Compartir en twitter Latina.pe Compartir en whatsapp Latina.pe Compartir en facebook Latina.pe Google News Latina.pe

También te puede interesar