Sin lattes y con servicios lentos: ómicron llega a los restaurantes de EE. UU.

Los clientes de Starbucks que llegan a buscar sus pedidos han encontrado cafés cerrados y los repartidores están esperando más tiempo para recoger algunos Big Macs de McDonald's.


NUEVA YORK, 10 ene (Reuters) – Los clientes de Starbucks que llegan a buscar sus pedidos han encontrado cafés cerrados y los repartidores están esperando más tiempo para recoger algunos Big Macs de McDonald’s.

El servicio en los restaurantes de Estados Unidos se ha ralentizado debido a que ómicron, la última variante de COVID-19, enferma a los trabajadores y asusta a otros, dejando a muchas empresas sin suficiente personal.

Los clientes de Starbucks Corp se quejaron en Twitter la semana pasada sobre cierres temporales y horarios reducidos en lugares de todo el país, incluidos Pensilvania, Ohio, Georgia, California, Nueva Jersey, Florida y Nueva York.

El abogado William Clarke dijo a Reuters que hizo un pedido móvil de café en un Starbucks en Hoboken, Nueva Jersey, a las 9:20 am una mañana. Pero la tienda aún no había abierto cuando llegó y tuvo que buscar un reembolso. El sitio ha estado abriendo tarde y cerrando por completo algunos días desde fines de diciembre, señaló.

“Entiendo totalmente cualquier escasez de personal en este momento y entiendo si necesitan ajustar las horas debido a eso”, dijo.

Zmer Andranigian se presentó en su Starbucks de Glendale, California, el 1 de enero para recoger el pedido que hizo a través de la aplicación alrededor de las 5 de la tarde, pero la tienda ya estaba cerrada. Regresó al día siguiente y pudo conseguir sus bebidas, dijo.

En Knoxville, Tennessee, un conductor de DoorDash Inc. dijo que ha estado esperando hasta 30 minutos en las filas de autoservicio en las cadenas de comida rápida desde principios de diciembre. Dijo que cadenas como McDonald’s Corp, Yum Brands Inc. Taco Bell y Chick-fil-A comenzaron a colocar carteles el mes pasado advirtiendo sobre tiempos de espera más largos para los clientes y conductores que recogen pedidos móviles debido a la escasez de mano de obra.

El portavoz de Starbucks, Reggie Borges, dijo que algunos de sus aproximadamente 9.000 cafés en Estados Unidos han ajustado los horarios y los niveles operativos durante la pandemia.

Algunas ubicaciones, incluidas las 20 en Buffalo, Nueva York, solo están habilitadas para pedidos para llevar, señaló.

McDonald’s dijo en un comunicado que estaba monitoreando de cerca el impacto de las variantes de COVID-19 y que continuaba sirviendo a los clientes con aproximadamente el 99% de sus restaurantes en Estados Unidos abiertos durante la pandemia.

Un portavoz de Chick-fil-A dijo que la cadena de pollos está experimentando desafíos comerciales debido a ómicron, pero el 99% de sus restaurantes aún están abiertos. Taco Bell no respondió a las solicitudes de comentarios.

Estados Unidos reportó casi 1 millón de nuevas infecciones por coronavirus el 3 de enero, el recuento diario más alto de cualquier país del mundo y casi el doble del máximo anterior registrado la semana anterior en el país.

Incluso antes de ómicron, la industria de restaurantes no había recuperado todos los trabajos que perdió durante la pandemia, mientras que las personas también están renunciando a tasas altísimas.

10 Enero 2022

Actualizado el : 10 Enero 22 | 9:45 am

Compartir en twitter Latina.pe Compartir en whatsapp Latina.pe Compartir en facebook Latina.pe Google News Latina.pe