image

Así cayó ‘El Padrino’, extorsionador que tenía aterrorizados a más de 50 empresarios de Lima Norte

Punto Final 07 de Abril del 2019

Con las manos en la masa, la Policía Nacional logró capturar a Juan Sandoval Figueroa, la mente detrás de las amenazas a empresarios y profesionales.

Por: Latina redacción

Las imágenes del video muestran el preciso instante en el que Juan Sandoval Figueroa, ‘El Padrino’ para sus víctimas, cobra el dinero de su última extorsión, sin sospechar que la Policía ya lo tenía chequeado al milímetro.

 

Una mente maquiavélica que con solo dos teléfonos fue capaz de crear una poderosa red de cobro de cupos con la que ganó miles de soles, amenazando de muerte a empresarios,  profesionales y dueños de negocios, si no depositaban el dinero que él les exigía.

 

“Esa plata que no me has querido dar no te va alcanzar para poder enterrar a toda tu familia. Ese tipo de amenazas eran constantes”, relató un dentista víctima de ‘El Padrino’.

 

Audios, mensajes, sistemas de geo localización y un trabajo de seguimiento marcaron la ruta para dejar al descubierto cómo operaba esta sofisticada red de extorsionadores, que tenía acorralados a importantes empresarios de Lima Norte.

 

¿Cómo logró EL PADRINO poner en jaque al emporio comercial más exitoso de Lima? La historia criminal de Sandoval comienza una soleada mañana de enero cuando la empresaria Priscila Sánchez recibió una llamada. Una voz misteriosa le ofrecía protección para que su negocio, un conocido SPA de Los Olivos, pueda funcionar sin ningún peligro. 

 

Priscila Sánchez  no terminaba de leer los mensajes que el extorsionador enviaba cuando empezó a sonar el teléfono de la dueña de una clínica dental. La doctora Méndez ni sospechaba que al contestar la llamada se estaba sentenciado a muerte.

 

Por ser una clínica dental este criminal exigía 5 mil soles para que trabajen tranquilos.  Le decía que ella sería una de las privilegiadas en recibir protección. Ella se negó a pagar y de las cobardes amenazas pasaron a los ataques.

 

Juan Sandoval  creyó que usando dos teléfonos nadie podría rastrear su crimen. Fueron 3 meses atormentando a empresarios que con mucho esfuerzo lograron construir un patrimonio para sus familias. La investigación y seguimiento de los movimientos de la supuesta red de extorsionadores, terminó por descubrir que dicha organización tenía un solo integrante Juan Sandoval Figueroa.  

Loading...

Lo nuevo

Lo más visto

Destacados

Loading...