Bomba de Tiempo

Agricultores cocaleros se oponen a la erradicación del cultivo.


La semana pasada, el Proyecto Especial Corah comenzó la erradicación de las plantaciones de coca en San Gabán, una zona donde el 90% de sus habitantes vive del cultivo y la comercialización de esta planta. Esto generó el bloqueo de una parte de la carretera interoceánica, la cual une Puno con Madre de Dios, dejando varado a cientos de vehículos de carga y pasajeros.

“Castillo, escucha, cumple tu promesa”, son los cánticos de los agricultores cocaleros que se oponen a la erradicación del cultivo, ya que este producto es su principal fuente de ingresos.

Desde hace 5 años, junto al cembrio de la hoja de coca, estos agricultores vienen probando productos alternativos como el cacao, pero el resultado no ha sido el esperado. Según explicaron, una arroba de coca, la cual equivale a 12 kilos, puede costar hasta 200 soles. Cada familia vende entre aproximadamente 15 a 20 arrobas cada dos meses. Mientras que el cacao, el cual tiene un proceso más largo, puede costar 7 soles el kilo.

“Si nos van a sacar la hoja de coca, nosotros queremos un producto alternativo que cubra como la hoja de coca. Otro producto, como el cacao, no lo queremos. Nos están engañando desde hace años. Nos hacen trabajar por las puras y sin resultado”, dice una de las tantas agricultoras de la zona.

Los cocaleros sienten que algo extraño está pasando, ya que la erradicación se ha dado únicamente en San Gabán y no en el Vraem. “Es indignante que no vayan al Vraem. No sé si la situación es porque allá pueden reaccionar de otra manera y aquí el agricultor es sumiso. El agricultor solo vive del consumo tradicional y no para inhalarlo”, dice Abel Miranda Condori, presidente del Frente de Defensa de Intereses de San Gabán.

Según los especialistas, el 90% de la hoja de coca que se produce en el Perú termina convertida en cocaína, sin embargo, hay un pequeño porcentaje que aun comercializa esta planta para su consumo tradicional. Los agricultores de la zona de San Gabán, en la selva de Puno, aseguran que ellos pertenecen a esa minoría. “Ese es mi pan de cada día. Con esto le doy de comer a mis hijos, con esto estudian, van al colegio y la universidad”, dice otra agricultora con temor a no tener un medio para mantener a su familia.  

“El estado y el gobierno tiene que realizar su trabajo. Que la DEA comience a atrapar a los narcotraficantes. El agricultor se va a identificar. Si al agricultor le va a tocar media hectárea, que les toque porque están actos para prevalecer. Pero que quede en claro, el producto del agricultor es específicamente para el consumo tradicional. Sí tenemos mercado, tenemos usos y costumbres en la región de Puno y en otras regiones”, agrega Abel Miranda Condori.  

El pasado viernes, Mirtha Vásquez anunció un acuerdo tras reunirse con dirigentes cocaleros para instalar una “mesa de trabajo” en la que se discutirá la demanda de los campesinos de la región de Puno. Ante esto, se suspendió el paro hasta que se conozca los resultados de la mencionada “mesa de diálogo”, donde participará también el ministro del Interior, quien tendrá que definir su posición ante esta problemática.

24 Octubre 2021

Actualizado el : 24 Octubre 21 | 10:36 pm

Compartir en twitter Latina.pe Compartir en whatsapp Latina.pe Compartir en facebook Latina.pe Google News Latina.pe

Tags: