Las agresiones a los indígenas brasileños aumentaron considerablemente en 2021

Hubo 176 asesinatos de indígenas, seis menos que en 2020, que tuvo el mayor número de homicidios registrado. Los suicidios de indígenas aumentaron a 148 el año pasado, el más alto registrado.


BRASILIA, 17 ago (Reuters) – Los ataques a los indígenas de Brasil y las invasiones de sus tierras por parte de mineros y madereros ilegales aumentaron significativamente en 2021, agravando una situación ya “aterradora”, dijo el miércoles el Consejo Misionero Indígena (Cimi) de la Iglesia Católica.

En su informe anual sobre la violencia contra los indígenas, el Cimi detalló un dramático aumento de los abusos en el tercer año de Gobierno del presidente Jair Bolsonaro, que ha desmantelado organismos de inspección y protección de los indígenas.

Bolsonaro, un nacionalista de extrema derecha, ha fomentado la explotación económica de las reservas indígenas con nuevas leyes y propuestas para permitir la minería en tierras indígenas, dijo Cimi.

“Los invasores intensificaron su presencia y la brutalidad de sus acciones”, y usaron cada vez más armas pesadas para atacar las aldeas que se resistieron a su avance, señaló el informe.

Con más de 20.000 mineros de oro ilegales en la reserva yanomami, en la frontera con Venezuela, los invasores han iniciado ataques armados contra las comunidades indígenas, provocando un clima de terror y muertes, incluso de niños, dijo Cimi.

En el estado de Pará, donde la creciente minería de oro ilegal ha destruido los bosques y contaminado los ríos, los invasores han atacado a las organizaciones de la comunidad Munduruku y han tratado de impedir que sus líderes viajen a las manifestaciones en la capital del país, dijo.

La oficina de Bolsonaro no respondió a una solicitud de comentarios.

Hubo 305 invasiones a tierras indígenas en 2021, en comparación con 263 del año anterior, casi tres veces más que los casos reportados por Cimi en 2018, cuando Bolsonaro fue elegido presidente.

Hubo 176 asesinatos de indígenas, seis menos que en 2020, que tuvo el mayor número de homicidios registrado. Los suicidios de indígenas aumentaron a 148 el año pasado, el más alto registrado.

El Cimi también denunció casos de asesinatos realizados con extrema crueldad y brutalidad, como los de Raissa Cabreira Guarani Kaiowá, de 11 años, y Daiane Griá Sales, de 14, del pueblo Kaingang. Ambas niñas indígenas fueron violadas y asesinadas.

17 Agosto 2022

Actualizado el : 17 Agosto 22 | 5:24 pm

Compartir en twitter Latina.pe Compartir en whatsapp Latina.pe Compartir en facebook Latina.pe Google News Latina.pe