Mafia de camas UCI: ¿Quiénes son y cómo operaban?

Inescrupulosos se aprovechaban de la necesidad de la gente por salvar la vida de sus familiares en medio de la pandemia


Una gran indignación ha causado en el pueblo peruano el descubrimiento de una organización criminal que se dedicaba a aprovecharse de la desesperación de la gente en medio de la pandemia del Covid-19. Los “Ángeles negros” cobraban fuertes sumas de dinero para colocar a personas en camas UCI del hospital Almenara.

Según los documentos fiscales, Iraida Vanessa Muñoz Arróspide de Agarini era el primer contacto, quien se ofrecía a ayudar contactando a la familia con la exvoleibolista Ana Cecilia Aróstegui Girano. De esta manera, se establecía el precio de hasta 85 mil soles por el acceso a la cama UCI, dinero que era depositado en diferentes cuentas bancarias.

Los depósitos eran realizados en cuentas a nombre de Sebastián Bazalar Aróstegui, hijo de Ana; Piero Jesús Pino Carmona, hijo del coordinador de la Red de Salud del Almenara, Pedro César Pino Gonzáles; Miguel Agarini, esposo de Iraida Muñoz; entre otros. Ellos han sido detenidos, acusados por los delitos de tráfico de influencias y cohecho.

Redacción Latina