Latinoamericanos viajan a EEUU para vacunarse contra el COVID-19

América Latina es una de las regiones más afectadas por la pandemia, con un número de muertos que superará el millón este mes.


“¿Te interesa la vacuna contra el COVID-19? ¿Tienes visa americana? ¡Consúltanos!”, reza el anuncio de una agencia de viajes, que ofrece ofertas a mexicanos para volar a Estados Unidos a inmunizarse.

Desde México hasta Argentina, miles de latinoamericanos están reservando vuelos a Estados Unidos para aprovechar una de las campañas de vacunación más exitosas del mundo, mientras las estrategias en sus propios países se tambalean.

América Latina es una de las regiones más afectadas por la pandemia del coronavirus, con un número de muertos que superará el millón este mes, y muchos no quieren seguir esperando su turno para ser vacunados.

Algunas personas van por su cuenta, mientras que otras han recurrido a agencias de viajes, que han respondido ofreciendo paquetes con la cita para la vacuna, los vuelos, la estancia en el hotel e incluso extras como visitas turísticas y de compras.

Gloria Sánchez, de 66 años, y su marido, Ángel Menéndez, de 69, viajaron a finales de abril a Las Vegas para inmunizarse con la vacuna de Johnson & Johnson, de una sola dosis.

“No confiamos en los servicios médicos públicos de este país”, dijo Sánchez, de vuelta en México. “Si no hubiera ido a Estados Unidos, donde me daba un poco mas de seguridad, aquí no me hubiera vacunado”.

Un agente de viajes en Ciudad de México les organizó el viaje y una empresa socia en Las Vegas se encargó de los trámites en Estados Unidos, detalló Sánchez.

La socia con sede en Estados Unidos les arregló la cita para vacunarse y luego los llevó a un centro de convenciones de Las Vegas, donde presentaron sus pasaportes mexicanos y fueron inmunizados.

“Decidimos tomarlo también como unos días de descanso, entonces nos fuimos toda la semana. Caminamos como locos, comimos caro y bien, hicimos algo de compras”, explicó Sánchez.

Debido al auge de la demanda, los precios de los vuelos de México a Estados Unidos han subido entre el 30% y el 40% desde mediados de marzo, dijo Rey Sánchez, que dirige la agencia de viajes RSC Travel World.

“Son miles de mexicanos y miles de latinoamericanos que se han ido a vacunar a los Estados Unidos”, señaló, y añadió que los principales destinos han sido Houston, Dallas, Miami y Las Vegas.

Reuters no pudo encontrar datos oficiales sobre cuántos latinoamericanos están yendo a Estados Unidos a vacunarse. Los viajeros no suelen indicar la inmunización como motivo de viaje.

Pero las ciudades estadounidenses se han dado cuenta de la tendencia, que está aportando un negocio muy necesario a los hoteles, restaurantes y otras actividades de servicios con problemas de liquidez.

“¡Bienvenido a Nueva York, tu vacuna te está esperando! Administraremos la vacuna de Johnson & Johnson en lugares emblemáticos de nuestra ciudad”, anunció el gobierno de Nueva York en Twitter el 6 de mayo.

La embajada de Estados Unidos en Perú informó recientemente en Twitter que los viajeros podían visitar el país para recibir tratamiento médico, incluidas las vacunas, dependiendo de cada estado.

Latinoamericanos con los que habló Reuters y que han viajado con un visado de turista a Estados Unidos dijeron que podían obtener las vacunas con documentos de identidad de sus países de origen.

En Argentina, las agencias de turismo también están vendiendo viajes de vacunación.

Un anuncio en Buenos Aires detalla el costo estimado de vacunarse en Miami: boleto avión 2.000 dólares, hotel para una semana 550 dólares, comida 350 dólares, alquiler de coche 500 dólares, vacuna 0 dólares. Eso da un total de 3.400 dólares.

SIN ESPERANZA DE VACUNA PRONTO

Aunque al principio eran sobre todo latinoamericanos adinerados los que querían viajar, cada vez más personas están reservando los paquetes. Para muchos, el costo de los largos vuelos hace que sea una decisión importante.

“Estoy juntando dinero para viajar en junio a California”, dijo un trabajador de una tienda de refacciones para autos en Lima, quien pidió no ser nombrado por temor a que pudiera poner en peligro sus planes de viaje. “Así como van las cosas aquí no hay esperanza de una pronta vacuna”, lamentó.

La lentitud de la vacunación en la mayoría de los países latinoamericanos fue una de las razones más citadas para viajar a Estados Unidos.

Con una infraestructura escasa o nula para fabricar vacunas, las campañas de inoculación en América Latina se han visto obstaculizadas por retrasos y escasez de suministros.

Estados Unidos ha administrado casi 262 millones de dosis, unas 2,3 veces el número de vacunas aplicadas en toda América Latina, que tiene aproximadamente el doble de población, según cifras de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos en el sitio Our World in Data.

La desconfianza en las campañas de vacunación en América Latina también es un factor, de acuerdo a algunas personas consultadas por Reuters.

Noticias sobre lotes de vacunas falsas incautadas por autoridades, inyecciones apócrifas administradas a pacientes o la falta de disponibilidad de la segunda dosis requerida llegado el momento son algunas de las razones de la desconfianza de los latinoamericanos.

El turismo de vacunas ha impulsado un salto en los viajes aéreos a Estados Unidos, con tarifas para algunos vuelos de última hora que se han duplicado o incluso triplicado desde enero, mientras las aerolíneas aumentan su capacidad, según René Armas Maes, vicepresidente comercial de MIDAS Aviation, una consultora con sede en Londres.

LATAM Airlines Group, dijo el jueves que está observando un aumento de la demanda de habitantes de Sudamérica que quieren viajar a Estados Unidos para vacunarse contra el coronavirus.

Aeroméxico sostuvo que el tráfico de pasajeros entre México y Estados Unidos aumentó 35% de marzo a abril.

American Airlines también dijo que ha visto crecer rápidamente la demanda en América Latina en los últimos meses y que había aumentado su capacidad, especialmente a Colombia, Ecuador y México.

“Estamos igualando el aumento de la demanda en muchos de estos mercados, con frecuencias adicionales, nuevas rutas o con el uso de aviones de fuselaje ancho, lo que resulta en una mayor capacidad”, dijo American Airlines.

Para Giuliana Colameo, de 29 años, la posibilidad de vacunarse fue un alivio después de que ella y su novio en Ciudad de México se infectaran con el coronavirus en 2020.

Ambos viajaron a Nueva York, donde se vacunaron en una farmacia a finales del mes pasado. Dijo que fueron las únicas dos personas que recibieron la vacuna.

“Cuando te ponen la vacuna es como que casi lloras de verdad, es un poco de alivio, te da esperanza, es emocionante”, dijo Colameo. “Me siento muy feliz de haberlo hecho y espero que más gente pueda hacerlo”, añadió.

 

Fuente: Reuters 

Redacción Latina

Tags:

No se encontraron tags registrados para esta noticia.