Las ciudades más grandes de Colombia se alistan para más contagios de COVID por protestas

Las manifestaciones iniciaron el 28 de abril por la indignación que causó un fallido proyecto fiscal.


Las tres ciudades más grandes de Colombia se preparan para una prolongación del tercer pico de contagios de coronavirus y la sobrecarga de las unidades de cuidados intensivos de las clínicas y hospitales, debido a casi dos semanas de protestas sociales contra el Gobierno, dijeron las autoridades locales.
Las manifestaciones, que estallaron ante la indignación por un fallido proyecto fiscal, iniciaron el 28 de abril.

Pero ahora las demandas de los sindicatos y las organizaciones sociales se ampliaron para incluir un ingreso básico, el fin de la violencia policial y el retiro de una reforma de salud debatida durante mucho tiempo.

Las marchas amenazan con extenderse más, luego de que los líderes de las protestas no lograron un acuerdo con el presidente Iván Duque para levantarlas y convocaron para una nueva huelga nacional el miércoles.

La capital del país, Bogotá, está al borde de un “colapso hospitalario”, dijo la alcaldesa Claudia López en una conferencia de prensa el lunes, y advirtió que esta semana no caerán los contagios como se había proyectado antes de las protestas.

“Lo que se rompió en Colombia hace dos semanas fue el pacto de cuidado que nos ha salvado del contagio durante 16 meses”, dijo López. “Cada día que esté roto nos exponemos al riesgo de muerte masiva, estar al 96% de ocupación en las UCI es estar al borde del colapso hospitalario”.

Una disminución de las infecciones no se producirá hasta finales de mayo, afirmó la mandataria local al explicar que las protestas hacen que las restricciones de cuarentena sean casi imposibles de hacer cumplir, aunque extendió una medida de toque de queda y una restricción a la venta de bebidas alcohólicas.

Medellín, cuyas UCI han estado a plena capacidad o casi durante semanas, se está preparando para una posible crisis, dijo a Reuters en un video la secretaria de salud de la ciudad, Andree Uribe.

“Sabemos que va a ver un aumento de casos, estaremos alerta, estamos llevando a cabo acciones de identificación precoz, como es tomar las pruebas a todos los manifestantes que hicieron parte de estos escenarios”, aseguró.

En Cali, el foco de las más violentas protestas, es probable que las manifestaciones extiendan el pico actual, admitió la secretaria de salud, Miyerlandi Torres.

“Nos preocupa que en las manifestaciones no se cumplen ninguno de los protocolos de autocuidado como son el distanciamiento físico y el uso del tapabocas”, precisó. “Y con la presencia de cepas como las británicas, que son altamente contagiosas, nos indica que las cifras no van a descender en el corto plazo”.

Las UCI de Cali están ocupadas en un 95%, según cifras del Gobierno local.

 

Fuente: Reuters 

Redacción Latina

Tags:

No se encontraron tags registrados para esta noticia.