image

Antonio Pavón revela qué es lo que le pide Sheyla Rojas para poder ver a su hijo

Válgame Dios 23 de Enero del 2019

El torero español ha denunciado que no lo dejan ver a su pequeño, a pesar de tener la orden de un juez

Por: Latina redacción

Antonio Pavón acudía, como todas las tardes, a la casa de Sheyla Rojas para poder pasar unos momentos al lado de su hijo. Y es que el español ha denunciado que desde hace un tiempo la rubia no le permite ver a su pequeño, lo que por supuesto va en contra de la ley, pues el posee un régimen de visitas dictaminado por un juez.

 

Es por eso que, a pesar de haberle avisado a su ex pareja que llegaría, no tuvo una respuesta positiva. “No hay respuesta, el niño no está en casa, se supone. Yo le dije que vendría en la tarde a recoger a mi hijo como todas las tardes y una vez más hace lo que le da la gana. Ahora lo que tengo que hacer es llamar a la policía y que levanten un acta constatando que no me dejan ver a mi hijo”, dijo el torero a las cámaras de Válgame Dios.

 

Según nos muestra Antonio, los motivos de Sheyla para impedirle ver a su hijo estarían siendo apoyados por su abogada, pero él asegura que esto no tiene sentido. “‘Mientras que él no demuestre que no bebe alcohol ni consume drogas no le entregarás al niño’, eso le dice su abogada. ¿Quién manda eso?, ¿tú quién eres para pedir que me hagan un análisis clínico?, eso lo dice un juez”, expresó.

 

 

 

No puede más

 

Es por eso que, luego de no obtener la respuesta deseada, él decidió llamar a la policía para dejar constancia de lo ocurrido, buscando tomar medidas legales. “La madre se lo lleva, no me dice lo que hace con él, no me dice dónde va a estar. El siguiente paso según los abogados y la ley es hacer un acta policial y enviársela a un juez, y que este vea y compruebe que no me dejan ver a mi hijo, que esta señorita está incumpliendo la ley porque le da la gana”, aseguró.

 

Finalmente, el lamentó lo sucedido y afirmó ser un buen padre, por lo que no entiende el motivo de Sheyla para actuar de esa manera. “No voy a llorar porque ya no me quedan ni lágrimas, pero en realidad tengo ganas de hacerlo. Me voy con las ganas de ver a mi hijo, no es justo que me dejen sin verlo, más cuando tengo ahí sus chocolates, sus juguetes, me preocupo por él, por lo que coma, por su terapia. Si yo fuese un papá que aparece de vez en cuando, pero no es así, mi hijo me ama y yo lo amo”, contó.

Lo nuevo

Lo más visto

Destacados