12 Agosto 2021 / 8:53 pm

Copa Mundial de Beach Soccer: conoce las reglas más importantes

Equipos con cinco jugadores, siete suplentes, cambios ilimitados y partidos sin empates. Mira aquí las diferencias con el fútbol y el futsal a una semana del inicio del torneo.

Aumenta la expectación por la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Rusia 2021, que arranca el jueves 19 de agosto.

Y es casi un hecho que la fase final que se disputará en el Estadio Luzhnikí de Moscú nos volverá a ofrecer jugadas espectaculares, emoción en estado puro y alguna que otra sorpresa, como ya ocurrió en las ediciones anteriores del certamen.

En cualquier caso, el fútbol playa presenta diferencias notables con respecto al fútbol once y al futsal. De hecho, hay ciertas reglas que cabe tener presentes cada vez que vemos un partido. Te resumimos a continuación los aspectos más importantes del reglamento.

Duración

Los partidos de fútbol playa se dividen en tres periodos de 12 minutos netos de juego cada uno, con descansos de tres minutos entre ellos. Esto quiere decir que el cronómetro se detiene cuando hay un gol, una infracción, un jugador lesionado o cuando los árbitros entienden que un equipo está perdiendo tiempo. Si el balón está en juego, el periodo no se dará por finalizado hasta que la jugada en curso haya terminado.

Terreno de juego

El fútbol playa se practica en la arena, y el terreno de juego debe tener una capa de al menos 40 cm de este material. El campo mide entre 35 y 37 metros de largo y entre 26 y 28 metros de ancho, y está delimitado por líneas de 10 cm de ancho. Las porterías miden 2.20 m de alto y 5.50 m de largo.

Dos banderines rojos marcan la línea medular. A nueve metros de la línea de gol, unos banderines amarillos marcan una línea imaginaria que representa el área y, con ella, la zona en la que las infracciones se sancionan con penal (que se ejecuta desde el centro de esta línea). La zona de los suplentes se encuentra, al igual que en el futsal, a lo largo de la línea de banda.

El balón

Su circunferencia mide entre 68 y 70 centímetros, por lo que tiene las mismas dimensiones que un balón de fútbol once, aunque es más ligero. Pesa entre 400 y 440 gramos, y se hincha con una presión de entre 0.375 y 0.8 bar antes del inicio del partido.

Los jugadores

Cada equipo comienza el encuentro con cinco jugadores —un arquero y cuatro jugadores de campo— y cuenta con siete suplentes. Las sustituciones son ilimitadas. Todos los cambios, incluido el del portero, pueden hacerse con el balón en juego, y existe una zona delimitada para ello. Por tanto, las sustituciones son un aspecto clave en la estrategia del juego.

El arquero

Una vez que el arquero entrega el balón con la mano a un compañero, no puede volver a jugarlo hasta que el balón es tocado por un rival. Desde hace algunos años, el arquero no podía tener el balón dentro de su área por más de 4 segundos. Ahora, esa prohibición se extiende a todo su medio campo. Cualquiera de estas infracciones son penadas con tiro libre directo en contra. A partir de ahora, además, el portero no puede ser atendido dentro del campo en caso de lesión: deberá ser reemplazado, recibir el tratamiento correspondiente y luego reingresar por la zona de substituciones.

Los árbitros

Dos árbitros con la misma autoridad se encargan de dirigir los encuentros. Además, hay un tercer colegiado y un cronometrador sentados ante una mesa ubicada a la altura de la línea medular y junto a los banquillos.

¡No hay empate!

Un partido de fútbol playa se puede ganar o perder, ¡pero nunca empatar! En caso de igualdad, el reglamento marca la disputa de un tiempo extra de tres minutos. De persistir la paridad, será necesaria una tanda de penaltis. Habrá cinco lanzadores por equipo y, si de este modo tampoco se deshace el empate, la tanda continúa con un formato de muerte súbita. El equipo ganador suma un punto.

Sanciones disciplinarias

Si un jugador es expulsado por tarjeta roja directa o por recibir una segunda amarilla, puede ser remplazado por un compañero transcurridos dos minutos desde el momento de la expulsión. El número de faltas que puede cometer un jugador es ilimitado. Desde ahora, además, los entrenadores también pueden recibir tarjetas amarillas.

Fútbol sin barreras

No está permitido que los jugadores formen una barrera cuando se ejecuta un tiro libre directo. Si un equipo comete falta en su campo, todos los jugadores deben situarse por detrás de la pelota. Si la falta se comete en la mitad del campo rival, todos los jugadores a excepción del lanzador deben alejarse al menos cinco metros del balón y no pueden situarse en la línea del disparo.

Un detalle importante es que la falta tiene que sacarla el jugador que recibió la infracción, a menos que una lesión se lo impida. Después de que el árbitro haga sonar su silbato, el jugador tiene cuatro segundos para volver a poner el balón en juego. De lo contrario, la posesión pasa al equipo rival.

Otras particularidades

Al contrario que en el fútbol once, pero igual que en el futsal, en el fútbol playa no está permitido marcar gol a partir del saque inicial y tampoco existe el fuera de juego. Y hay algo más que lo hace único: los saques de banda pueden realizarse con las manos o con el pie.

Fuente: FIFA.

Te puede interesar...