image

Sebastián Cavero y Carlos Montoya: de Alianza a la selección

Fútbol Peruano 01 de Setiembre del 2020

El extremo y el zaguero se muestran felices de integrar la sub-20 que esta semana será sparring de los dirigidos por Ricardo Gareca

Por: Latina redacción

Carlos Montoya llegó a defender los colores de Alianza Lima a mediados del año pasado. Su respetable 1.80 metros y sus buenas actuaciones en el Sudamericano Sub 17, donde fue capitán de la bicolor, fueron factores suficientes para que el defensa sea contratado por el equipo de La Victoria, con el que debutó como profesional en febrero de este año.

 

Ahora, el zaguero se ausentará de las prácticas del primer equipo aliancista durante tres días, porque ha recibido el llamado para entrenar con la selección sub-20, que será sparring de la selección mayor. Montoya sabe que aparecer en esa lista no es nada fácil y es resultado del trabajo realizado.

 

“Este es un proceso que viene desde el año pasado. Tomo con mucha alegría el llamado a la selección porque todos los días entreno duro para ganarme un lugar en la convocatoria final. Cuando me enteré de la noticia, llamé a mi familia para contarles y me sentí orgulloso de mí mismo”, dice emocionado el defensor.

 

 

Al igual que Montoya, el extremo Sebastián Cavero está orgulloso de haber sido convocado a la sub-20. El zurdo de 18 años viene entrenando a diario con el primer equipo de Alianza en Lurín y su progresión viene resultando bastante interesante.

 

Cavero guarda muy buenos recuerdos del Sudamericano Sub 17 de 2019, donde compartió plantel con jugadores como Carlos Montoya, Jeremi Escate o el mismo Kluiverth Aguilar. “Esa experiencia me sumó bastante. Me ayudó a darme cuenta de que debemos tener una mejor preparación. Para el jugador peruano no solo sirve destacar en la liga, tenemos que llegar mejor preparados en el aspecto físico y mental. Tenemos que arriesgarnos y aprender a competir, ya que poseemos todas las cualidades para hacerlo”, señala.

 

Para Cavero, estar en Alianza es otro sueño hecho realidad. “Mi historia en Alianza comenzó a los 11 años, cuando llegué para una prueba y me quedé. Siempre me he sentido muy cómodo aquí, Recuerdo que en mi primer año tuve la oportunidad de jugar un campeonato sub-12 en el Estadio Nacional frente a equipos españoles. Recibir todo el apoyo del pueblo blanquiazul fue espectacular. Me di cuenta de que Alianza es una familia”, finaliza.

Lo nuevo

Lo más visto

Destacados