image

¿Cómo puedes prevenir y combatir la anemia desde la alimentación?

Niñez Saludable 19 de Diciembre del 2019

La alimentación cumple un papel fundamental para prevenir la anemia y, en caso ya esté presente, combatirla. Conoce qué productos son los mejores y quiénes los necesitan consumir con más urgencia.

Por: Latina redacción

La anemia es una enfermedad que se origina por la falta de hierro en la sangre y tiene graves consecuencias, como un inadecuado desarrollo cerebral, problemas motores, predisposición a enfermedades, entre otros.

 

Todos los seres humanos necesitamos hierro, pero principalmente las madres gestantes, los niños menores de tres años y las mujeres en edad fértil y adolescentes, en este caso debido al inicio de la menstruación.

 

Cabe destacar que una persona con anemia no presenta síntomas, por lo que se le considera una enfermedad invisible o silenciosa. Solo en casos de anemia avanzada o severa se presenta cansancio, palidez, incremento de sueño, pérdida de apetito, mareos e irritabilidad.

 

Para diagnosticar la anemia es necesario tomar una muestra de sangre al paciente y medir la cantidad de hemoglobina que tiene. En el caso de los niños debe realizar al cumplir su sexto mes de vida en cualquier establecimiento de salud. Recordemos que un diagnóstico oportuno ayudará a iniciar el tratamiento correctivo prontamente y de esta manera evitar secuelas en la vida de la persona.

 

Hierro más alimentación

 

Los primeros años de vida son fundamental para el ser humanos, siendo un aspecto importante la alimentación, cuidada desde la gestación. En el caso de las gestantes y madres que dan de lactar se recomienda que en su comida siempre agreguen alimentos de origen animal ricos en hierro en las comidas principales, considerando que son cinco cucharadas diarias de los productos antes mencionados. Esto debe ser complementado con la ingesta de tabletas de sulfato ferroso y ácido fólico desde las catorce semanas de embarazo. Estas deben ser tomadas junto a limonada, jugo de naranja u otro cítrico, nunca con café, té o infusiones.

 

En las niñas y niños se recomienda que a partir de los seis meses el bebé inicie la alimentación complementaria (es complementaria por que complementa a la leche materna). Desde el inicio de la alimentación, se debe incluir alimentos de origen animal ricos en hierro como la sangrecita, hígado, bazo principalmente. La alimentación complementaria siempre deberá ser de consistencia espesa y en la cantidad que el niño requiera conforme va creciendo. Entonces pueden preparar deliciosas papillas que incluyan alimentos ricos en hierro que garantizarán junto con los suplementos de hierro (gotas, jarabe o polvo) que el bebé no tenga anemia.

 

 

Recuerda a partir de los cuatro meses deben iniciar las niñas y niños su suplementación de hierro en gotas.

 

Juntos podemos combatir la anemia, tú también súmate a la campaña “Cero Anemia” de Latina y Pulp Forti Hierro, con la supervisión técnica de la Fundación Baltazar y Nicolás. Comparte nuestros consejos para erradicar esta terrible enfermedad que aqueja a miles de niños en nuestro país. Puedes conocer más sobre la campaña aquí.

Lo nuevo

Lo más visto

Destacados