14 de Mayo del 2017

Rolando nos demostró que una incapacidad no es motivo para no ser feliz

Conoce la historia de un trabajador infatigable. Se trata de Rolando, quien pese a una discapacidad, nunca dejó de esforzarse por los suyos.

El chamán Sergio y sus amigos llegaron al set de ¡Qué tal sorpresa! para ayudar a Maricarmen. Sin embargo, ni sus conjuros ni sus bebidas hicieron efecto, por lo que tuvo que llegar el señor Rolando, el rey de la chicha, para socorrerla. Él nos demostró que tener una discapacidad no es motivo para no ser feliz ni para dejar de trabajar. En esta noche, recibió merecidos premios a su infatigable esfuerzo.

Más de ¡Qué tal sorpresa!

Descarga la nueva App de Latina y disfruta de una experiencia única.

Comentarios