Ahora:

90 Sabados | 06:00

09 de Abril del 2013

Penoso rescate de víctimas de accidente aéreo en Loreto

El descenso de los rescatistas no se hizo esperar, una vez  en tierra comprobaron que no habían sobrevivientes. 

Fueron varias horas de búsqueda desde el  aire. La espesura de la selva loretana hacía difícil la ubicación de la nave.  En la zona conocida como Curaray, el helicóptero MI-8  de la empresa Helipac con 13 ocupantes a bordo, fue encontrado completamente destrozado a diez minutos de llegar a su destino. Los dos pilotos y los once trabajadores de la petrolera Perenco, habían quedado irreconocibles.

Pobladores cercanos al  lugar, aseguraron a los peritos de la aviación civil que la aeronave ardió en el aire como una bola de fuego y estalló cuando se hallaba a unos 400 metros de altura. Por lo que se presume que se trató de una falla mecánica  de la nave, la cual tenía 25 años de uso, pero que sus motores fueron repotenciados en el 2011.


El primer cuerpo en ser encontrado, fue el del piloto Richard Caballero de la Cruz, quien fue identificado por su uniforme. Según su record, tenía 16 años de experiencia en vuelos nacionales. La base de la petrolera Perenco fue el lugar donde uno a uno iban llegando los restos. Sus propios compañeros de trabajo, colaboraron con el traslado.

Comentarios